domingo, 23 de junio de 2013

Cambio de administración

No solo reemplazaron los cacharros saltados por una vajilla de porcelana fina, sino que el nuevo chef prepara cada día un menú gourmet de tres pasos. Las porciones son mínimas –incluso más escasas que la ración de antes–, ridículamente bien presentadas y maridadas con vinos de colección que nosotros, por la edad, no podemos apreciar. Lo que han hecho con la cocina del orfanato es imperdonable, piensa Oliver.

****************************************************************************

Nombre: Débora Benacot
Alias
Sitio web
País: Argentina

10 comentarios:

  1. ¿Qué comerán los chicos? Creo que la comida gourmet es para los administradores del orfanato. Me ha gustado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Beto. Calculo que comerán pan y grisines que alcanzarán a robarle a los mozos.

      Eliminar
  2. Gatopardismo à la carte. Muy muy bueno, Débora.
    Saludos van.
    San Montelpare

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sandra. A los pobres les cambiaron gato por "Liebre en colchón de finas hierbas". :P
      Saludos vuelven.

      Eliminar
  3. Mucha ironía rezuma este soplo me gusta, encantada de conocerte vendevalera...

    Besicos

    ResponderEliminar
  4. Ironía a la carte, realmente. Muy bueno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merci beaucoup. ¿Desea ver nuestra carta de postres? :)

      Eliminar
  5. Mariángeles Abelli Bonardi25 de junio de 2013, 2:53


    Los cambios de administración no suelen ser buenos, mucho más si lo que se pretende administrar es el hambre de los estómagos ajenos (en este caso, "estomaguitos"). Muy bueno, Fragaria, me gustó. Cariños, Mariángeles

    ResponderEliminar
  6. Oliver twist y Ferra Adria en el mismo micro ;-) me gustó¡

    ResponderEliminar